Jornadas de Espiritualidad 2017

 

En Valladolid, Santiago, Haro, Mollet y Chiclana, nos hemos juntado los grupos de la Red Laical para celebrar las Jornadas de Espiritualidad de este curso. Han sido unas Jornadas llenas de encuentros: encuentro entre los miembros de cada zona, pero también encuentro con María la madre de Jesús, María Magdalena, la Samaritana… Encuentro con Juana de Lestonnac y con Madeleine Delbrêl… Y, sobretodo, encuentro con Jesús de Nazaret.

Estas jornadas quieren proporcionarnos un tiempo tranquilo para “estar” con el Señor  y ayudarnos a encontrar caminos de compromiso personal y de grupo para llevar adelante la misión de Jesús como Red Laical Compañía de María. Nuestras reflexiones formaran parte de la aportación que haremos al encuentro Internacional a celebrar en Chile los días 28 de octubre a 1 de noviembre.

Hemos profundizado sobre la persona de Jesús y su manera de mirar y actuar, sobre María y otras mujeres que le conocieron y sobre lo que les empujó a vivir como Él. También nos hemos parado en otras figuras femeninas más cercanas a nosotros ya que el tema de la mujer es muy importante en nuestro momento histórico y eclesial. En nuestro mundo globalizado todas las sociedades nos hemos ido haciendo conscientes de la dignidad de toda persona humana y, especialmente de la de las mujeres y del poco  reconocimiento que se da a su aportación a la humanidad en todos los campos (cultura, educación, ciencia, teología…). Es un tema de derechos humanos y como cristianos y cristianas queremos reflexionarlo para posicionarnos y comprometernos tal como lo hizo Jesús.

Nos ha impresionado particularmente el testimonio de Madeleine Delbrêl, francesa, trabajadora social e hija de nuestra cultura. Se nos han grabado algunos de sus dichos:

“Si vas al fin del mundo encontrarás la huella de Dios, si vas al fondo de ti mismo encontrarás a Dios”.

“Hay que aprender a estar solos con Dios cada vez que la vida o la jornada nos reserva una pausa, y no malgastarla: en el metro, en un café, en un comercio, esperando el bus, en la cocina!”

Siempre que Jesús toca nuestro corazón de alguna manera nos “implica” y esta experiencia nos “complica” en la realidad de cada día. En nuestra oración le hemos preguntado

¿Qué quieres Señor, de mí? ¿Qué quieres de la Red Laical?

Después hemos compartido sus llamadas:

-        Mirar contemplativamente la vida, los acontecimientos, los hermanos... Tender la mano y mantener la llama para testimoniar el Evangelio

-        Ser coherentes en lo que pensamos, decimos y hacemos

-        Implicarnos más en el grupo de la Red y en la Iglesia

-        Hacer nacer brotes nuevos de humanidad en nosotros mismos, en la sociedad y en la Iglesia

-        ...

 

En esa búsqueda estamos y en ese camino andamos… Y con la alegría de habernos topado con Jesús, seguimos tejiendo RED.

Red Laical Jornadas de Espiritualidad 2017